19 jul. 2013

Proyecto ACCIH participó en seminario del Fondo Mi Vivienda

Claus Kruse, jefe del Proyecto Adaptación al cambio climático y reducción del riesgo de desastres en Ica y Huancavelica – ACCIH, y Christian Schilder, coordinador del tema vivienda, representando a la Cooperación Alemana GIZ, participaron como ponentes en el “Seminario internacional de vivienda social” organizado por el Fondo Mi Vivienda el pasado 19 de julio.

El tema de la ponencia fue: Vivienda segura y saludable en el Perú – experiencias de la Cooperación Alemana al Desarrollo GIZ, presentado de acuerdo a los siguientes 4 bloques:

Bloque I: La GIZ en Perú

Claus Kruse, explicó brevemente el apoyo brindado desde los inicios de la cooperación peruano-alemana en los años 60. Desde entonces, Alemania ha aportado al Perú más de dos mil millones de euros, y, conjuntamente con sus contrapartes peruanas, se han obtenido importantes logros, como por ejemplo:

– Las cajas municipales creadas bajo el modelo alemán, hoy en día cubren el 30% del mercado de microfinanzas y dan acceso a sistemas de ahorro y           créditos a 1.5 millones de clientes.
– Cada año, más de 300,000 personas se benefician de la formación profesional ofrecida por SENATI.
– Más de 1.5 millones de personas se benefician del mejoramiento de la infraestructura en las comunidades.
– Más de 3 millones de personas tienen acceso a un suministro de agua potable y saneamiento mejorado.
– La experiencia reciente de la cooperación alemana en (re)construcción de viviendas en el Perú, tanto en adobe reforzado como quincha mejorada           durante los años 2002-2011, se base en los siguientes proyectos:
             – Proyecto “COPASA”, GTZ, Alemania, 2002-2007
             – Proyecto “Piloto Ruruca”, GTZ, Alemania/Suiza, 2007-2008
             – Proyecto “SFF Adobe”, GTZ, Alemania/Suiza, 2008-2010
             – Proyecto “AYUPER”, GTZ, Unión Europea, GIZ, 2008-2010
             – Proyecto “COVIPRED”, GTZ, Alemania, 2009-2011

Bloque II: Experiencias durante la reconstrucción post-terremoto 2007

El Proyecto Covipred trabajó durante 3 años en zonas afectadas por el sismo del 2007 en los departamentos Ica y Huancavelica. Se construyeron un total de 125 viviendas sismorresistentes tanto en adobe reforzado con geomalla como en quincha mejorada en las provincias de Ica y Pisco. 

Durante la presentación se resaltó el caso del centro poblado Huamaní, distrito de Los Molinos, provincia de Pisco, el cual quedó completamente destruido por el sismo, haciendo posible un replanteo de todo el pueblo. El proceso de ordenamiento urbano-rural comprendió: el estudio socioeconómico del centro poblado, estudios de suelos, levantamientos topográficos, evaluación de peligros, mapas de riesgos y de desastres, la elaboración de expedientes técnicos de viviendas; todo esto enmarcado en la elaboración de un Plan Específico tal como lo requiere el D.S. 027-2003-Vivienda, con la finalidad de optimizar el uso del suelo y la propiedad predial.

La etapa de implementación comprendió alianzas tripartitas con la comunidad y el gobierno local respectivo, para la ejecución participativa de obra. Este proceso incluía: elaboración de la propuesta de ordenamiento urbano-rural: lotización y manzaneo; demolición de viviendas colapsadas; trazo y replanteo; proceso de aprobación del plan; construcción de viviendas; construcción de equipamiento urbano-rural (servicios públicos); y el saneamiento físico-legal de los predios.

Algunas lecciones aprendidas:

El proceso de (re)construcción de viviendas generó, entre otras, las siguientes lecciones aprendidas:

– Es posible construir viviendas sismorresistentes con tecnologías tradicionales (adobe, quincha, etc.)
– Para la costa se recomienda la construcción en quincha (factores climáticos; costos de transporte de caña asequibles; peso total ligero para suelos           pobres; etc.)
– Para la sierra se recomienda la construcción en adobe (factores climáticos; material asequible en la zona; conocimientos ancestrales; avance de la         tecnología; menor impacto ambiental; etc.)
– El impacto ambiental es menor dado que no se ‘queman’ ladrillos con uso de madera: menor depredación de bosques y menor emisión de gases
– Las construcciones de vivienda en quincha o adobe resultan en aproximadamente la mitad del costo de una vivienda de ladrillo y cemento (sobre todo     teniendo en cuenta la mano de obra valorizada), sin comprometer aspectos de seguridad, confort y estética

Bloque III: Compendio de modelos de vivienda rural

El libro “Reconstruyendo Hogares: modelos de vivienda rural del proceso de reconstrucción en la zona afectada por el sismo del 2007”, resume las experiencias del ya finalizado proyecto COVIPRED de la GIZ, y de otras organizaciones nacionales y de la cooperación internacional, tras el terremoto de agosto del 2007 en el sur del país.

Varias de estas organizaciones no gubernamentales y de la academia pertenecen al Grupo de Vivienda Segura y Saludable (GVSS).  El objetivo de este grupo es ofrecer un panorama de los tipos de vivienda, materiales locales y técnicas aplicadas para la reconstrucción de viviendas rurales sismorresistentes, así como consideraciones para la construcción, planos de distribución, los materiales, los acabados y los presupuestos de fácil acceso para la población, con el fin de mejorar la salud y condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables y pobres del país.

Bloque IV: Medidas de adaptación al cambio climático

Por su parte, Cristian Schilder abordó algunas de las actividades que viene desarrollando el proyecto ACCIH de la GIZ, orientado a la adaptación al cambio climático. Christian manifestó que las viviendas altoandinas están expuestas a posibles efectos del cambio climático y otras amenazas, como las heladas y el friaje. 

Es por ello que el Proyecto ACCIH trabaja en la implementación de medidas de mejoramiento térmico de viviendas en varios distritos de las provincias de Castrovirreyna y Huaytará, Región Huancavelica. Entre las principales acciones podemos encontrar: 

– Eliminación de infiltraciones en muros, techos, puertas y ventanas
– Aislamiento térmico del techo, con fibrocemento reforzado con plástico y tela
– Dispositivo transparente y opaco (ventanas dobles) y calefactores solares (invernadero y claraboya), lo cual permite el ingreso de calor en el día y evita   las pérdidas de calor nocturnas o en días fríos
– Aislamiento higrotérmico del piso: piso de madera con cama de piedra, evita el ascenso de la humedad y el descenso del calor
– Sistema Pico PV: ilumina los ambientes internos de la vivienda utilizando focos que se pueden utilizar como linternas. Asimismo se pueden recargar       celulares.
– Cocina mejorada: Elimina las emisiones del humo que se genera en una cocina de leña, y concentra el calor en el espacio de la cocina

Todas estas medidas de mejoramiento del confort térmico permiten elevar la temperatura interna de la vivienda entre 5° a 8° C, según estudios y evaluaciones realizadas por el Centro de Energías Renovables de la Universidad Nacional de Ingeniería (CER-UNI).  

La presentación de GIZ fue comentada por panelistas del Programa de Apoyo al Hábitat Rural (PAHR) del MVCS. Posteriormente se respondieron preguntas del público.

Claus Kruse, Cristian Schilder representando a la Cooperación Alemana GIZ, y representantes del Programa de Apoyo al Hábitad Rural (PAHR) del MVCS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario